Violenta derechos de mujeres y menores recortes a refugios: Araceli Saucedo

Morelia Michoacán a 2 de marzo de 2019.- “El determinar retirar los subsidios a los refugios y Centros de Atención Externa atenta los derechos de miles de mujeres y menores víctimas de violencia que requieren de estos espacios para su protección ante la grave vulnerabilidad en la que viven”, subrayó la coordinadora del Grupo Parlamentario del PRD en la LXXIV Legislatura Local, Araceli Saucedo Reyes.

Dar apoyos directos a las víctimas, dejó claro, no solucionará el problema de violencia de género, además de que es una medida que pone en mayor riesgo a las víctimas de violencia, al dejarlas en incertidumbre, si cierran estos espacios ante la falta de apoyos.

Las determinaciones asumidas por el Gobierno Federal, primero al recortar el presupuesto para programas vitales por las mujeres, como son el de salud materna, sexual y reproductiva, posterior con la determinación de retirar subsidios tanto a guarderías para los hijos de madres trabajadoras y ahora dejar sin subsidios a los refugios y centros de atención para quienes viven violencia extrema, demuestra y evidencia que la atención a este sector no es prioridad en la agenda nacional, ni en las políticas públicas, lo cual es grave y un retroceso en nuestro país, recalcó la líder de la bancada perredista.

Enfatizó que los refugios son un espacio temporal que ofrece servicios de protección, alojamiento y atención con perspectiva de género a mujeres, para sus hijas y sus hijos que viven en situación de violencia familiar, los cuales han sido claves y fundamentales para salvar vidas.

Recordó que el Estado Mexicano debe garantizar a todas las mujeres a vivir libres de violencia y por ende, tener espacios que sirvan de refugios para mujeres violentadas como a sus hijos, esto como medida de contención de las agresiones que sufren, a fin de evitar que sigan estando expuestas ante sus agresores, por lo que condenó los recortes que eran vitales para la protección de este sector.

“No se puede poner en riesgo la seguridad integral de la mujeres y de sus hijos; el anuncio de que se entregará de manera directa resulta una medida clientelar y populista, y demuestra un desinterés para resolver de fondo el problema de la violencia de género”, externó Araceli Saucedo.

Cabe destacar que este tipo de decisiones vulnera aún más a las mujeres que viven violencia al cerrarles la posibilidad de poder recurrir a uno de los 80 refugios que hay en el país, ya que al no contar con los apoyos económicos muchos podrían cerrar, lo cual “es una decisión bastante lamentable y demuestra falta de sensibilidad ante los casos que se han presentado”, afirmó.

Por ello, urgió a sumar esfuerzos para demandar que se reconsidere la decisión de retirar el apoyo a los refugios de mujeres y niños que son víctimas de violencia extrema.

Como se recordará, los refugios iniciaron en la década de los noventa, como una de las principales aportaciones de las organizaciones de la sociedad civil, para proporcionar servicios de protección a las mujeres que han sido víctimas de violencia familiar.