Derivado de cuestiones climatológicas, en específico a la entrada del invierno en la mayoría del país, desde diciembre productos como el pollo y el huevo subieron de precio, sin embargo, bajarán a partir de abril de 2021, afirmó la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

El titular del organismo, Ricardo Sheffield Padilla, indicó que para la cuesta de enero del siguiente año no tienen ningún indicativo relevante de que exista algún un incremento en los precios de los productos.

“Han habido bajas y altas, pero por la misma estacionalidad, por ejemplo, siempre sube en enero, febrero y marzo, el huevo y el pollo, y baja de abril a noviembre; este diciembre estamos viendo el mismo aumento estacional del huevo y el pollo”, aseveró.

Explicó que parte de esta alza en los precios de estos dos productos es porque en la temporada decembrinas, y por ende en invierno, se produce menos, “las gallinas ponen menos huevos, y se da año tras año”.

“Se da con la naturaleza de las gallinas, el frío no las inspira a poner huevos, y si les calientas el gallinero, te cuesta hacer eso, pero en abril-mayo cambia la temperatura, y es más fácil que pongan huevos”, argumentó el procurador.

De acuerdo con el Quién es Quién en los Precios de la Profeco, el kilo de huevo blanco en Ciudad de México se vende desde los 34 a los 37 pesos; mientras que el huevo rojo se vende desde 30 a 35 pesos por kilo.

En Monterrey la docena huevo blanco se oferta desde 27.90 pesos hasta los 28.50 pesos; la docena de huevo rojo de 25.90 pesos hasta los 28.50 pesos.

Mientras que en Guadalajara el kilo de huevo blanco se vende desde los 28 pesos hasta los 33 pesos; y la docena de huevo rojo se oferta desde 27 pesos hasta los 30.50 pesos.

Respecto a la pechuga de pollo, en la capital del país el kilogramo se vende desde los 79 pesos, hasta alcanzar los 129 pesos; en Monterrey se oferta desde los 119 pesos 133 pesos; y en Guadalajara el kilo de pechuga se vende desde 109 pesos hasta 135.90 pesos.