Pan Michoacán llama a garantizar una guardia civil

La guardia nacional debe garantizar el soberanía de los estados y municipios en seguridad.

Por el respeto de los derechos humanos debe prevalecer una guardia con carácter civil.

Morelia Michoacán a 21 de febrero de 2019.- El Partido Acción Nacional avanza con propuestas firmes en beneficio de la población, al lograr el consenso desde el Senado de la República, para establecer que la Guardia Nacional tenga carácter civil, señaló Oscar Escobar Ledesma, dirigente estatal del PAN.

“Al plantear estrategias puntuales en beneficio de los estados, municipios y su población, logramos un consenso para que se mantenga el mando civil dentro de la Guardia Nacional y garantizar el respeto de los derechos humanos”.

Escobar Ledesma destacó que las atribuciones de seguridad pública pertenecen a los estados y municipios, por lo que se debe garantizar la soberanía de los mismos.

“Hemos visto que este tema trajo muchos desencuentros, pero al final el único punto de acuerdo que debe interesarnos es el bienestar de la población y como partido de oposición tenemos esa convicción de levantar la voz en los temas trascendentes para México”.

Invitó a los legisladores a mantener los cambios realizados por los senadores en el dictamen de la Guardia Nacional con un mando civil, debido a que esto garantizará que haya un respeto a los derechos humanos y mejor una respuesta en la materia.

“No se trata de confrontarnos, sino de llegar a acuerdos que aporten a todos los mexicanos y no sólo a un partido político. Se hizo un trabajo integral desde el Senado, esperemos que se respeten estos acuerdos por el bien de los mexicanos”.

Es necesario destacar que entre los acuerdos planteados por el Senado se encuentra que la Guardia Nacional tenga un mando civil, que permanezca adscrita a la Secretaría de Seguridad Pública y que las fuerzas armadas se retiren de las tareas de seguridad en cinco años en los que se confirmará la Guardia.

Las fuerzas de resevas sustituirán a la Guardia Nacional como institución temporal en caso de disturbios o guerra, sin obligar a los ciudadanos a pertenecer a la misma. Los miembros podrán ser juzgados por la justicia civil sin importar si provienen del Ejército o la Marina.