Tras la presión del sector privado y el banco central, el senador aceptó seguir trabajando en la propuesta, antes de ser enviada a Diputados.

Tras una fuerte presión por parte del sector bancario y del mismo banco central, Ricardo Monreal aceptó abrir mesas para continuar discutiendo las modificaciones a la ley de Banco de México (Banxico), extendiendo el plazo hasta febrero para entregar la iniciativa en San Lázaro que la semana pasada ya había sido aprobada en el Senado.

“El diálogo forma parte de nuestro actuar e ideales, y en lo relativo al tema de Banxico no será la excepción”, aseguró el coordinador de Morena en el Senado, luego de la primera reunión con el banco central este fin de semana.

Ante las críticas, los Grupos Parlamentarios del Senado refrendan su aval a las reformas a Banxico

Por su parte, el banco central aseguró que se sumará a esta propuesta de diálogo.

“El Banco de México acompañará los esfuerzos de la banca mexicana para fortalecer sus relaciones de corresponsalía con entidades del exterior, en coordinación con otras autoridades”

l pasado 9 de diciembre, el senado aprobó la iniciativa que “faculta” a Banxico a adquirir dólares que no puedan repatriarse a Estados Unidos. En este tema, se entiende un doble retoatender las dificultades que enfrentan los ciudadanos que reciben recursos en divisa extranjera en efectivo; y por el otro, mantener y fortalecer los controles para evitar el ingreso al sistema de recursos de procedencia ilícita, así como respetar la autonomía del Banco de México en el ejercicio de sus funciones.

Ante la ola de críticas que suscitó, incluso desde el mismo banco central, los grupos parlamentarios refrendaron su aval, sin embargo, la presión continuó, por lo que, finalmente este domingo por la noche, Monreal dio a conocer la apertura de las mesas de diálogo.

Días antes, la Asociación de Bancos de México (ABM) fue uno de los actores que criticó la propuesta, asegurando que “incrementa el riesgo de lavado de dinero y financiamiento al terrorismo en el sistema financiero mexicano y lo transfiere al Banco de México, pilar de la estabilidad macroeconómica”.

Monreal defiende la reforma de Banxico: “Beneficiará a familias de compatriotas en el exterior”

Alertó también que, de aprobarse como esta, podría dañar la confianza internacional ganada por Banco de México y por la banca mexicana, “provocando efectos adversos en la economía nacional”, por lo cual también exigió que se abriera el debate y el consenso.

Desde el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) que preside Carlos Salazar, también se exigió el diálogo, coincidiendo que, tal como está planteada esta propuesta que impulsa Monreal, “representa riesgos importantes para el sistema financiero”.