MIOMATOSIS PRINCIPAL CAUSA DE HISTERECTOMÍAS: IMSS MICHOACÁN

● 1 de cada 4 mujeres puede presentar miomatosis, en IMSS Michoacán, se ubica dentro de los 10 principales motivos de consulta ginecológica.

● Sangrados más abundantes durante la menstruación puede ser indicador de miomas.

● Es un procedimiento que sólo se realiza en el IMSS para salvaguardar la salud de la paciente.

De acuerdo con la Jefa del servicio de ginecología del Hospital General Regional No. 1 del IMSS Charo, Jocelyn Ruíz Guzmán, la histerectomía, que es la intervención quirúrgica para retiro del útero o matriz, es un procedimiento que sólo se realiza en el IMSS para salvaguardar la salud de la paciente, en la caso del HGR 1, se llegan a realizar de 8 a 10 por semana, es decir, un promedio de 480 histerectomías al año.

Asociado a este procedimiento, dijo la ginecóloga Ruíz Guzmán, la miomatosis es la principal causa de histerectomía y se ubica dentro de los 10 principales motivos de consulta en la especialidad de ginecología, ya que una de cuatro mujeres tiene miomas. Los miomas, explicó, son tumoraciones benignas que se presentan en el útero, y su manifestación o datos de alarma se presentan en forma de sangrados más abundantes durante la menstruación, dolor e incluso molestia al orinar, cuando las dimensiones de los miomas llegan a presionar la vejiga. Sin embrago, aclaró, no en todos los casos de miomatosis está indicada la histerectomía.

A decir de la especialista, otros motivos que llevan a histerectomía, son el cáncer en la matriz, casos de endometriosis severa, pacientes con hemorragias persistentes sin causa conocida y que no pueden controlarse con medicamentos; o bien, en complicaciones durante el parto o cesárea, en este caso, enfatizó, se realizan todos los procedimientos para normalizar la función del útero, pero al no tener respuesta, para preservar la vida de la paciente se toma la decisión de practicarle la histerectomía, previo consentimiento.

Añadió que la histerectomía puede realizarse en tres formas: vía abdominal, haciendo una incisión en el vientre bajo, vía vaginal o vía laparoscópica, dependiendo de cada caso.

Generalmente las mujeres mayores, dijo, son candidatas a histerectomía vaginal, esto obedece a que el tamaño del útero es menor porque al no cumplir con la función del embarazo se va atrofiando, o bien por prolapso uterino, esto es, cuando el útero o matriz desciende por haber tenido varios embarazos por parto.

La cirugía laparoscópica, abundó, que no compromete abrir la pared abdominal, se efectúa sólo en pocas pacientes, en las que esté muy delimitado el útero y que no presentan infecciones o sospecha de cáncer.

De las tres modalidades, la histerectomía vía abdominal es la más compleja, ya que se trata de una cirugía mayor, y en razón de esto, es la que involucra todo un proceso previo de estudios de laboratorio, de cultivo, de antecedentes familiares, a considerar.

Concluyó aseverando que la histerectomía, cuando es necesaria, y una vez que la matriz cumplió ya con la función del embarazo, generalmente produce bienestar en las pacientes ya que dejan de presentar dolor, hemorragias y sobre todo, experimentan libertad sexual.