Ante los brotes de COVID-19 en los estados vecinos, a partir del fin de semana el gobierno de Michoacán reinstalará el blindaje epidemiológico en los accesos a la entidad. Los límites con el Estado de México y Guanajuato son los que más preocupan al gobierno local por la cercanía, que están enfoco rojo y la movilidad.

El gobernador Silvano Aureoles Conejo explicó que en coordinación con los gobiernos municipales dispondrá de filtros carreteros en donde se entregará información, se tomará la temperatura de los ciudadanos y se invitará a evitar actividades en lugares públicos.

Reconoció ante este escenario que “la posibilidad de un nuevo confinamiento “no se tiene programada pero tampoco descartada”, luego de señalar que en la primera semana de enero la cantidad de contagios y fallecimientos dictarán la pauta de como deberá de proceder el Gobierno del Estado en cuanto al eventual endurecimiento de las medidas

Por segunda ocasión en lo que va del año, la situación epidemiológica ha llevado a que se tomen medidas de fuerza para contenerlos brotes de coronavirus que generaron que al menos dos entidades de la megalópolis regresaran al confinamiento obligatorio.

Las demarcaciones que más preocupan son la del Oriente michoacano, por la cercanía y movilidad con las entidades vecinas, por lo que se precisó, serán estos puntos en donde también se instalarán filtros sanitarios para identificar posibles casos.

“Nosotros lo revisaremos mañana la necesidad de instalar los módulos en las entradas del estado, porque tenemos en foco rojo al Estado de México y Guanajuato, Jalisco con muchos problemas y otros estados como Guerrero. No descarto que el fin de semana estemos estableciendo los filtros de información y revisión de la gente y el decreto para el aislamiento obligatorio. No habrá que descartar un cierre de las fronteras porque para México el riesgo es malísimo”, dijo.

Tenemos un sistema hospitalario más débil, los más robustos son los de México, Guanajuato y si ellos están en esa condición imagínate el riesgo de todas las entidades”.

Silvano Aureoles Conejo, Gobernador de Michoacán.

Cuestionado por la prensa local sobre el panorama internacional, el gobernador Aureoles Conejo exhortó al gobierno federal que revise la posibilidad de hacer lo propio con las fronteras, aeropuertos y los accesos en general del país para evitar la mayor cantidad de importación de casos del virus.

Incluso, ante la detección de una nueva cepa que ha puesto en alerta a la Unión Europea, Aureoles Conejo aclaró que el objetivo tendría que enfocarse en que no llegue, ya que se dice es más agresiva y contagiosa.

“La línea es muy delegada. La población en general está harta de estar encerrada, de no poder hacer sus cosas y el problema de carácter económico. Vamos a buscar como encauzar de una mejor manera. Ya hablamos del tema peatonal, de que se haga si es necesario”, precisó.

La posibilidad de cierre, del confinamiento, no la tenemos programada, pero no lo descartamos porque lo más importante es que no se muera la gente. Vamos a estar monitoreando y son días sensibles porque es la Navidad, pero si se requieren medidas adicionales las vamos a tomar junto con los presidentes municipales”.

Silvano Aureoles Conejo, gobernador de Michoacán.

Entre las propuestas del Gobierno del Estado es que los municipios de mayor incidencia en términos de contagio cierren sus avenidas principales y las hagan peatonales. Lo anterior desincentivaría el tráfico vehicular y la movilidad de las poblaciones.

No obstante, contrario a lo que ha dispuesto la autoridad estatal, poblaciones como  Morelia y Pátzcuaro han realizado eventos que atrajeron a miles de personas.

Desde la instalación de grandes árboles de navidad, decoración navideña y otras actividades que durante los últimos dos fines de semana aglomeraron a miles ciudadanos a pesar del riesgo, lo que ya se tradujo en aumentos de contagios en ambos puntos.

Al respecto, el mandatario michoacano señalo que se tienen comunicación con hasta 15 alcaldes de los municipios con mayor índice de contagios, toda vez que casos como La Piedad, Huetamo y demarcaciones más pequeñas también han presentado brotes.