MEDICINA PREVENTIVA 5 – Árbol que nace torcido jamás se endereza.

Hay que cuidar la salud, física mental, espiritual y mantener sano el medio ambiente que nos rodea.

Me refiero a los niños y jóvenes de ahora, pues son como plantas germinadas en pleno desarrollo, se tiene que enfocar más que nunca los programas para sembrar y cuidar el cultivo para tener una buena cosecha, es decir una juventud bien preparada para el futuro.

Tenemos que hacer que los médicos escolares hagan lo suyo, vale 10 veces más el trabajo de un médico escolar que diez tratando pacientes.

Aparte del cuidado de las vacunas y la desparasitación, se requiere la orientación en nutrición, (debe de haber nutriólogos escolares) con pláticas en nutrición a nivel escolar, explicarle a los niños y adolescentes los beneficios del pescado, huevo, pollo, carnes, verduras, frutas, en forma amena sin tecnicismos, debemos ponerlos a practicar la desinfección de las verduras y el agua con el cloro, así se hacía antes, y muy poca gente enfermaba,  que no se echen la bolita entre el gobierno municipal y del estado punto.