El Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) sigue extendiéndose por México. Y ahí por donde avanza desparrama sus sombrías costumbres y violencia. Este año, los asesinatos relacionados directamente con la organización criminal alcanzaron los 10,000.

Según los expertos, las ejecuciones están relacionadas con las disputas que el CJNG mantiene con otros grupos de la delincuencia organizada por el control de la región.

El estado de Guanajuato, por ejemplo, que cuenta muertos a una velocidad creciente —cada día son ejecutadas 13 personas al día— es una sangría constante de la guerra que libra el grupo criminal de Jalisco y el Cártel Santa Rosa de Lima (CSRL), por hacerse del territorio.

El Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) sigue extendiéndose por México. Y ahí por donde avanza desparrama sus sombrías costumbres y violencia. Este año, los asesinatos relacionados directamente con la organización criminal alcanzaron los 10,000.

Según los expertos, las ejecuciones están relacionadas con las disputas que el CJNG mantiene con otros grupos de la delincuencia organizada por el control de la región.

El estado de Guanajuato, por ejemplo, que cuenta muertos a una velocidad creciente —cada día son ejecutadas 13 personas al día— es una sangría constante de la guerra que libra el grupo criminal de Jalisco y el Cártel Santa Rosa de Lima (CSRL), por hacerse del territorio.

Martín Reyes Yépez, el "Walo", primo de José Antonio Yépez, fue asesinado en Celaya, Gto.

Luego de la detención del líder huachicolero, el Cártel de Santa Rosa de Lima pasó de controlar la mayoría de los municipios (46 en total) a tener el poder sólo en la cuarta o quinta parte del territorio, aún así su actividad e ingresos son todavía importantes, señalan especialistas en seguridad como David Saucedo.

En Michoacán, los enfrentamientos —que suman dos semanas continuas hasta ahora— el cártel encabezado por Nemesio Oseguera Cervantes, el “Mencho” volvió a mostrar su capacidad de fuego.

El último episodio violento se registró este lunes, en la localidad La Bocanda, en el municipio de Tepalcatepec, una de las zonas de influencia de sus enemigos, Cárteles Unidos —una unión sangrienta del Cártel de Tepalcatepec, Caballeros Templarios, Blancos de Troya, La Familia Michoacana, La Nueva Familia Michoacana—.

Seis civiles armados murieron durante un choque entre fuerzas armadas y una célula del CJNG (Foto: Twitter/MICHOACANSSP)

De acuerdo con los detalles, el Cártel Jalisco Nueva Generación protagonizó la nueva ofensiva con pobladores de las rancherías de Tepalcatepec, colindante con la región de Aguililla.

Extraoficialmente se habló de un herido.

En las regiones limítrofes con Jalisco existe una escalada de violencia muy marcada.

Se presume que ahí, supuestos miembros de Cárteles Unidos han obligado a los pobladores a construir zanjas en las carreteras para evitar el avance del cártel de las cuatro letras.

El analista en temas de seguridad en Crisis Group, Falko Ernst, señala que las acciones beligerantes están relacionadas con la cercanía de las próximas elecciones.

Las autoridades estatales, que han convertido a la organización en su objetivo prioritario, se han mostrado indiferentes a los choques armados.

La Ciudad de México es un incendio que se veía venir, pero no tendrá la intensidad que se ha visto en otros focos rojos como Michoacán, Tamaulipas o Guerrero.