La Columna del Gigante – El Polivirus michoacano

Lucio Izquierdo

Se está hablando, y mucho, del tema del coronavirus, pero en Michoacán desde hace algunos años se sufre de un virus que viste de azul y sus consecuencias quedan impunes porque el brujo mayor del Estado, aunque tiene el antídoto, se hace pato.
Ese virus lesiona seriamente la economía y la dignidad de los michoacanos. Se presumía que con Juan Bernardo Corona Martínez fuera de la Secretaría de Seguridad Pública se acabarían los abusos de los policías y, sobre todo, el contubernio con empresas de grúas que lastimaron, en serio, los bolsillos de los ciudadanos que tenían la mala suerte de caer en manos de ese binomio, pero no es así.
Hoy al frente de la Secretaría de Seguridad Pública está Israel Patrón Reyes y la cosa sigue igual o peor para los ciudadanos…..es el mismo infierno, pero con diablo diferente.
Usted puede ver a los policías y los gruyeros de cacería en los accesos a Morelia y en las avenidas con mayor circulación vehicular y las presas principales, porque cazan de todo, son los autos con placas de otras entidades o atrasadas, motocicletas en las mismas condiciones y, en fin cualquier automotor a cuyo conductor le exigen la documentación y si le falta alguno, pues ya se jodió, porque se viene la multa y al corralón.
Para completar el cuadro, no le extienden ningún recibo y así, el atraco es total.
El empresario Agustín Rebollar no se anduvo por las ramas y señaló que hay muchas personas que se están quejando en contra del gobierno de Michoacán porque las están extorsionando y habrá las denuncias correspondientes.
Especificó que en los retenes de la Policía Michoacán están deteniendo a ciudadanos a los que por multa les cobran 4 mil pesos y por la grúa otros cuatro mil pesos y no les dan recibo. Es un asalto en despoblado. Son muchas las quejas por el abuso de la Policía Michoacán en esos retenes.
Recientemente Selene Vázquez Alatorre señaló que Alfredo Castillo Cervantes, el Virrey, tenía todo el poder en el estado, llegó con un grupo, a los que los michoacanos conocían como los chilangos, que realizaron un saqueo de recursos impresionante.
Hoy, dijo, todavía hay gente que trajo Alfredo Castillo, incrustada en el gobierno de Silvano Aureoles Conejo, que vinieron a saquear y a contribuir con la inseguridad. Todavía están en las áreas de Seguridad Pública y que traían hordas de asaltantes que eran los que secuestraban, sembraban droga y todavía esa práctica sigue existiendo en Michoacán, afirmó.
Y ante el lamentable homicidio del diputado Erik Juárez Blanquet, los policías agregaron un milagrito más a su larga lista de arbitrariedades y es que los jóvenes a los que detuvieron como presuntos responsables denunciaron que la Policía Michoacán los presionaron psicológicamente para que se declararan culpables.
Y bueno, mientras la Policía Michoacán se dedica a extorsionar, los delitos están a la orden del día en Morelia y Michoacán. ¿Y quién va a detener ese virus vestido de azul? Silvano lo puede hacer, pero……