Por VÍCTOR ARMANDO LÓPEZ*

Pues lo que hubiese sido un proceso interno serio, terminó en una “pachanga” en Morena. Y es que pasó de lo formal a lo grotesco, para terminar en lo ridículo, así como en lo evidente. En total se Inscribieron 29 aspirantes a la candidatura por la gubernatura de Michoacán: 11 mujeres y 18 hombres. De los cuales sólo 4 pasarán a la encuesta en donde se definirá a quien competirá en las urnas.

De este universo de interesados en gobernar Michoacán muy pocos tienen la posibilidad de realmente ser considerados de ser medidos en una encuesta, pues los respalda la experiencia que han desarrollado en el ámbito legislativo local y federal, así como en la administración pública y la defensa de los derechos humanos.

Aunque también es cierto que las encuestas de Morena son pura pantomima, pues el resultado real nunca lo dan a conocer públicamente, por lo que todo queda sustentado bajo la cultura del “dedazo”.

Precisamente por la experiencia citada quienes pudiesen estar en esta encuesta, sin olvidar que sólo estarán en ella cuatro, son: Raúl Morón Orozco, Víctor Manuel Serrato Lozano, Selene Vázquez Alatorre, Carlos Torres Piña, Ana Lilia Guillén Quiroz y Cristóbal Arias Solís.
Los 23 desconocidos o de mala fama.

El resto de suspirantes realmente no tienen nada que hacer, sólo se inscribieron para ver qué “hueso” les dan, para qué sacan, para presionar y que se les considere ser reelectos en el cargo que actualmente desarrollan ya sea como presidentes municipales o legisladores.
Sin olvidar que muchos de ellos son perfectos desconocidos (tanto en su casa como en la vida pública) y resultado de la “ola López Obrador” que arrasó en el pasado proceso electoral federal y que los encumbró de manera inesperada, al grado que ni ellos mismos se la siguen creyendo.

Por ejemplo, usted sabía que son legisladores y que nos representan los siguientes personajes: Yolanda Guerrero, María Chávez, Blanca Piña, Anita Sánchez, Esteban Barajas, Feliciano Flores. ¡Pues claro que no! Ni en su casa los conocen y sólo se han desarrollado como “bultos legislativos” con cargo a los recursos públicos de todos los mexicanos.

Además también se inscribieron los que tienen poca fama, pero la cual es contundentemente mala, ya sea por procesos que han tenido ante la Auditoría Superior de la Federación y local por el irregular manejo de recursos públicos, así como por pleitos al interior de sus propios partidos políticos, o por escándalos al frente de los cargos públicos que ostentan.

El mayor descaro
Con la mala fama de no pagar servicios profesionales de quienes han trabajado en sus campañas, y de no reconocerlas con el apoyo de su esposo (dejando en la indefensión a cientos de familias), María de la Luz Núñez Ramos también se inscribió. Pero la ambición da para más, pues también su hijo Arturo Martínez Núñez lo hizo, a pesar de que los propios morenistas lo han acusado de falsificar documentos en Guerrero.

Esta familia por amistad con Andrés Manuel López Obrador siempre busca cargos públicos, y más lamentable para Michoacán es que ni siquiera conozcan la entidad, una vez que es en el vecino estado donde la mayor de las veces han cobrado del erario público.

Hay que recordar que también María de la Luz Núñez hizo el ridículo en el debate que sostuvo con candidatos a la gubernatura de Michoacán en el pasado proceso, una vez que al tocarle su intervención dijo: “Voy a guardar un minuto de silencio”. Perdiendo así la posibilidad de expresar algo que realmente contribuyera a lo que es un debate.

Los reconocidos resultados de Morón
Uno de los primeros que entrará a la encuesta, con base en los resultados y acciones recientes y de trascendencia, es Raúl Morón Orozco, quien entregará un municipio sin deuda pública, abatiendo los pasivos heredados por administraciones municipales anteriores, con lo que está logrando reconocimientos nacionales.

Prueba de ello es la obtención del primer lugar nacional otorgado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público por el Presupuesto Basado en Resultados, además del primer lugar nacional en el manejo del presupuesto por parte de la agencia calificadora Fitch Ratings. Ello entre diversas acciones en favor del sector femenino y su desarrollo.
Cristóbal no quiso arriesgarse
El autodenominado “Inalcanzable” no quiso ir personalmente a registrar su siempre cantada aspiración a la gubernatura de Michoacán. Y es que su miedo era que grupos feministas acudieran a la sede de Morena y le armaran todo un espectáculo en su contra, basándose en la tan reconocida violencia intrafamiliar en contra de su esposa.

Situación que no le convenía, pues el escándalo tendría proporciones de más alcance y sobre todo gran ruido mediático, lo cual en nada contribuiría más a su tan alto rechazo al interior de Morena.
————————————————————–
*Víctor Armando López Landeros. Es Doctor en Derecho; Maestro en Ciencia Política y Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la UNAM. Con trayectoria de 25 años en medios escritos y electrónicos, así como en la fundación de ellos. Además de desempeñarse como coordinador de Comunicación Social en diversas instituciones electorales. Actualmente dirige el portal www.lapaginanoticias.com.mx