La Cámara de Diputados le tomó la delantera al Consejo General del INE y estableció sus propias reglas para que los actuales diputados federales puedan buscar la reelección.

El Pleno de la Cámara de Diputados aprobó por mayoría un acuerdo que les permitirá la reelección sin pedir licencia, además de eliminar la obligación de postularse por el partido con el que llegaron al cargo al inicio de la legislatura.

Los legisladores también avalaron que los que busquen la reelección sigan gozando de su sueldo mensual y prerrogativas legislativas que reciben.

El acuerdo de la Junta de Coordinación Política y de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, recibió 454 votos a favor de todos los grupos parlamentarios; cuatro en contra y cinco abstenciones y se ordenó la comunicación respectiva de esta aprobación.

Imagen

La mayoría legislativa sostuvo que se trata de un derecho constitucional de las diputadas y los diputados integrantes de la LXIV Legislatura, propietarios o suplentes que hayan entrado en funciones, a contender por su elección consecutiva para el mismo cargo durante el presente proceso electoral nacional.

En este asunto, el Instituto Nacional Electoral (INE) perfilaba aprobar que los diputados federales que decidieran buscar la reelección tendrían que pedir licencia a su cargo 60 días antes del día de la elección, sin embargo, el pleno de la Cámara de Diputados aprobó los lineamientos con los que los actuales diputados federales pueden buscar la elección consecutiva sin pedir licencia.

El acuerdo también especifica que las y los diputados de mayoría relativa y de representación proporcional “podrán contender por el distrito o circunscripción en que acrediten su residencia”.

Quienes opten por la reelección deberán informarlo a la Mesa Directiva a través de una carta en la que especifiquen el partido o coalición por el que fueron electos.

Diputados avalan reforma que les permite buscar la reelección sin dejar el  cargo

Finalmente, el acuerdo precisó que quienes busquen la reelección, podrán optar por separarse del cargo actual o continuar en su encargo legislativo.