Concluye el XXX Encuentro Nacional de Investigación Educativa

Morelia, Michoacán, 17 de noviembre de 2018.- La educación no es únicamente adquirir conocimientos, sino saberlos comunicar y de eso trató el XXX Encuentro Nacional de Investigación Educativa, donde los participantes, desde investigadores hasta estudiantes, compartieron sus conclusiones en beneficio de la sociedad, señaló el director general del IMCED, Juan José Díaz Barriga Vargas.

Al encabezar la clausura del evento, que tuvo como tema “La investigación interdisciplinaria: produciendo nuevos conocimientos educativos”, el funcionario hizo hincapié en que fue un encuentro donde se aprovechó la capacidad de los y las jóvenes para aprender, pues el reto que se tiene es saber aprovechar los nuevos tiempos.

Añadió que “jóvenes y personas adultas necesitan navegar en un ambiente laboral agradable”, donde se les motive a aprender, sin desviarse por lo que se desee creer o por lo que otros esperan de uno. En la tolerancia y la empatía en educación, subrayó, se debe entender que no porque alguien piense diferente es contrario al objetivo.

Correspondió al subdirector académico del IMCED, Rodolfo Sánchez Tello, hacer un recuento de las actividades llevadas a cabo del 15 al 17 de noviembre, citando que se ofrecieron, entre otras cosas, 8 conferencias magistrales, un concurso de carteles, 24 talleres especializados con temáticas distintas y la presentación de mesas de trabajo donde los tesistas expusieron sus temas de investigación.

El propósito de este espacio académico, dijo, fue buscar la consolidación con otras instituciones, tanto del estado como del país, de vínculos de intercambio académico, que le posibiliten al instituto un impacto y una presencia de mayor cobertura a la que ya se tiene.

Este encuentro fue el escenario para abordar el tema de los trabajos que se realizan en la investigación interdisciplinaria y que están dando pie a la producción de nuevos conocimientos educativos; las labores se efectuaron de manera abierta e imparcial, a efecto de que todas las voces tuvieran presencia, en la justa dimensión de la diversidad de conocimiento, pensamiento y reflexión. A la vez, se propició el análisis, la crítica y el cuestionamiento.