Ayer Venustiano Carranza vivió la aprensión y de Cristo y presentación a los sacerdotes.