• Al reforzar la vigilancia de este grupo vulnerable se identificó una edad promedio de 75 años; 8% viven solos, 66.4 % son mujeres y 33.6% hombres, informó la Coordinadora del Programa ECOS para el Bienestar del Instituto, Judith García de Alba.
  • Las intervenciones permitieron detectar riesgo medio y alto de COVID-19 en 3.9% de los pacientes; además de depresión moderada en 10.3% y alta en 5.2%, señaló.   
  • Le edad promedio de los pacientes es de 75 años, el paciente más longevo tiene 107. Todos recibieron orientación preventiva y quienes ameritaron fueron canalizados para recibir atención, reportó la Dirección Normativa de Salud.

A través de la estrategia de Acompañamiento Gerontológico Telefónico (AGT), el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) ha apoyado a 20 mil 785 adultos mayores que se resguardan en casa por la pandemia, a quienes se les aplica pruebas TRIAGE COVID-19 y de Depresión, orientación preventiva y canalización a servicios en caso necesario, como parte del apoyo a población vulnerable.

La Dirección Normativa de Salud, a cargo de Ramiro López Elizalde, informó que la estrategia ha resultado exitosa para reducir el impacto de riesgos de salud por la emergencia sanitaria en este sector, cuyo perfil es: edad promedio de 75 años, 66.4 por ciento son mujeres y 33.6 por ciento hombres; ocho por ciento viven solos. La persona de mayor edad atendida hasta el momento tiene 107 años. 

A su vez, la Coordinadora Nacional del Programa ECOS para el Bienestar y responsable de implementar el AGT en el ISSSTE, Judith García de Alba, reportó que del 13 de abril a la fecha, de los 20 mil 785 pacientes atendidos se detectó que 2.6 por ciento corren riesgo medio de padecer COVID-19, mientras 1.3 por ciento presentó un riesgo alto; éstos últimos fueron canalizados para su atención.

En materia de salud mental, dijo que tras aplicar tamizaje de depresión geriátrica se identificó que 10.3 por ciento de los pacientes presentaron síntomas moderados y 5.2 por ciento síntomas altos; ambos grupos fueron orientados sobre estrategias para afrontar su situación y los segundos, referidos para atención telefónica con especialistas del área de Salud Mental. 

Precisó que el Acompañamiento Gerontológico Telefónico está dirigido a las personas que integran el censo de población atendida en la red de Módulos Gerontológicos de las unidades médicas del Instituto. Su utilidad y calidad de compresión ha sido evaluada por los usuarios como muy buena, con una calificación de nueve puntos, enfatizó.

Además de los tamizajes, la atención que otorga el Instituto vía telefónica incluye: orientación COVID-19 para personas mayores de 60 años; recomendaciones de adherencia y continuación al tratamiento llevado en Módulos Gerontológicos; confirmación de comprensión y eliminación de mitos; integración familiar y comunitaria para personas en senectud, e información preventiva de violencia en esta edad.

La mayoría de los agentes responsables de contactar a los pacientes son personal de salud que labora en los Módulos Gerontológicos y por la contingencia están trabajando desde casa. Cada estrategia es avalada por el responsable de la Subdelegación Médica para Envejecimiento Saludable y es apoyada por los ECOS para el Bienestar. 

Por último, Judith García de Alba destacó que el ISSSTE seguirá informando a sus derechohabientes sobre la pandemia de manera clara, oportuna y basada en evidencias, atendiendo las preocupaciones de la población y proporcionando herramientas útiles para el cuidado corresponsable de su salud y la de sus seres queridos.